Cuerdas para Bajo

Mostrando 1-72 de 102 artículo(s)

¿Qué son las cuerdas para bajo?



Como cualquier bajista sabe bien, las cuerdas del bajo, como las de cualquier instrumento musical, tienen un enorme impacto en el sonido final. Por lo tanto, cuando llega la hora de cambiarlas, merece la pena dedicar cierto tiempo a estudiar diferentes alternativas y escoger la que mejor encaje con nuestras necesidades como músicos.

En lo relativo a las cuerdas para bajo, no existen realmente elecciones correctas o incorrectas. Las cuerdas que funcionan para un bajista no tienen por qué ser apropiadas para otro. Por ello, al elegir un nuevo juego de cuerdas tendremos que pensar únicamente en nuestro estilo, nuestra forma de tocar y lo que esperamos de nuestro sonido. Partiendo de esa base, deberemos fijarnos en tres características básicas: materiales, entorchado y calibre.

¿De qué materiales están hechas?


Para hablar de los materiales de las cuerdas para bajo, antes debemos tener en cuenta que estas se dividen en dos partes: el núcleo y el entorchado.

  • El núcleo es el interior de la cuerda. Puede estar hecho de materiales orgánicos (seda o tripas de animales), sintéticos (el mejor ejemplo es el nailon) o, lo más habitual, de metales como el acero o el acero estañado.
  • El entorchado es el revestimiento de la cuerda. Casi siempre está hecho de metal: acero inoxidable, acero niquelado, níquel, cobre, bronce… hay muchas opciones, pero las más frecuentes son el níquel (son cuerdas más económicas, aunque de menor durabilidad) y el acero inoxidable.


La combinación ideal para nosotros dependerá de cómo sean nuestro bajo y nuestra forma de tocar. Por lo general, las cuerdas hechas de acero y revestidas de ese mismo material o de cobalto son las más recomendables para los bajos eléctricos. En el caso de los bajos acústicos, son preferibles las cuerdas de nailon o bronce.

Tipos de cuerdas para bajo


Además de por los materiales, las cuerdas para bajo se distinguen entre sí por el tipo de entorchado y el calibre.


Hay cuatro tipos de entorchado: roundwound (redondo), halfwound (semiplano), flatwound (plano) y anticorrosivo (cuerdas con una capa extra de revestimiento).


Las opciones más habituales son el entorchado redondo, que produce un sonido más brillante, y el plano, que ofrece una mayor suavidad. El entorchado semiplano es una opción intermedia; el anticorrosivo, por su parte, tiene una capa extra que protege la cuerda frente al sudor, la humedad y la suciedad.

En cuanto al calibre, distinguimos también cuatro opciones: suave, medio-suave, medio y fuerte. Cuanto mayor sea el calibre de las cuerdas, más difíciles serán de tocar (hará falta más fuerza), pero también más grave y potente su sonido.

¿Qué cuerdas para bajo deberías comprar?


Como podemos ver, en las cuerdas para bajo existen muchas posibles combinaciones de características, por lo que cada músico puede escoger la que mejor se adapte a él.

Aunque algunas opciones son más habituales que otras, debemos pensar únicamente en lo que a nosotros nos resulte cómodo, además de, por supuesto, en el sonido que queramos obtener. Ante la duda, lo mejor es dejarnos asesorar por un profesional y, sobre todo, probar una y otra vez hasta dar con las cuerdas perfectas para nosotros.

Producto agregado a la lista de deseos